Estrategia y táctica

Son dos conceptos que se confunden pero que tienen distinto significado. La estrategia consiste en grandes planes a largo plazo, mientras que la táctica son las decisiones (más del día a día) que están normalmente asociadas al corto plazo. Ejemplos:

  • La guerra: Conquistar Europa (estrategia). Ganar la batalla de Inglaterra (táctica).
  • Los negocios: Ser el líder de mercado en nuestra industria (estrategia). Promociones y ventas en el próximo mes (táctica).
  • El deporte. Planes para la temporada (estrategia). Cómo plantear el próximo partido (táctica).
  • En la vida. Llegar a ser directivo de multinacional (estrategia). Qué curso MBA estudiar para llegar a ese fin (táctica).

En Impassive Wealth y en el fondo de inversión con filosofía impasible tenemos:

  1. Activos Estratégicos. Siempre están en cartera. Se compran y venden en paquetes. Son los que dan una asignación de activos para el largo plazo. A esta parte de los activos, gestionada con el algoritmo impasible, la llamamos “activos permanentes”.
  2. Activos Tácticos. Son oportunistas y usualmente más de corto plazo. Pueden sufrir cambios bruscos y su objetivo es aprovechar oportunidades invirtiendo la liquidez (que si es estratégica) para aumentar la rentabilidad. Los denominamos “activos temporales”.

La unión de decisiones automatizadas estratégicas y tácticas es lo que da robustez a la inversión impasible.

Aquí queda el video correspondiente a estas ideas:

Un cordial saludo,

Juan F R Cogollos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *